Un desayuno continental a base de café y té, pan, bizcocho y crepes  caseros recién hechos, acompañado de frutas de temporada como la papaya, el plátano y el mango.

Una comida a base de pasta o arroz con berberechos, pescado, carne , todo ello acompañado de verduras.

La cena combina la sopa de verduras, de pescado o de legumbres con algún pescado o carne  con guarnición  de ensalada.